Mi historia con el té Matcha es la misma que la de mucha otra gente, de ser alguien que lo probó y le pareció una bebida de sabor extraño y poco agradable, he pasado a disfrutar de él muy a menudo. Sin duda, esto es algo habitual.

La primera vez que lo probé me lo preparé como buenamente pude, no quedó ni parecido a lo que solemos ver por internet, y claro, mi sensación fue que por muy sano que fuese era un té que no iba conmigo.

No fue hasta pasado un tiempo cuando, en una feria de té en Dublín, me animé a probarlo de nuevo. En esta ocasión, probé un matcha preparado por un profesional con las herramientas y conocimientos necesarios, lo que me permitió apreciar su sabor, textura y todos sus matices. En resumen, nada que ver con el matcha que yo me había preparado tiempo atrás.

Fue a partir de este momento cuando comenzó mi curiosidad real por el té Matcha y empecé a probarlos de diferentes calidades, prefecturas y productores, de ahí que cada té matcha que tenemos en la tienda online sea diferente.

En este tutorial vamos a ver paso a paso como preparar matcha de manera tradicional. Los que me conocéis sabéis que siempre digo que no hay una manera correcta o incorrecta de preparar y disfrutar el té, hay tantas variedades de té como formas de prepararlo. Pero el té matcha no es un té corriente y por tanto esta regla no se aplica, os lo comento.

Mucha gente al ver las fotos del té matcha asume que es un producto procesado y soluble, que basta con añadir una cucharada de polvo de té en agua y revolver para tener tu matchPolvo de té verde matcha ecológicoa listo.

Esto no es así, de esta manera sólo conseguirás una bebida amarga y desagradable, muy saludable, pero de un sabor horrible. Por lo tanto es importante recalcar que el matcha no es té soluble, es polvo de hoja que hay que, digamos, “batir” en agua caliente para así conseguir una mezcla perfecta que le da al matcha esa textura, cremosidad y sabor.

Por Internet se pueden ver diferentes formas de preparar el Matcha, principalmente Matcha Usucha y Matcha Koicha, pero de eso ya os hablaré en otra ocasión, que no os quiero liar. Como sabéis, los tés ortodoxos suelen tener una receta de 12 a 15 gramos por litro de agua, receta que suele ser bastante exacta. Pero el té matcha no funciona igual que otros tes, es algo mas “personal”.

Las proporciones que yo suelo utilizar al prepararme una taza de matcha son las siguientes:

  • 100ml de agua caliente (80/90ºC)
  • 1 ó 2 cucharadas de té matcha (esto dependerá de si lo quiero más o menos intenso)

 

CÓMO PREPARAR TÉ VERDE MATCHA DE MANERA TRADICIONAL

QUÉ NECESITAS PARA PREPARAR MATCHA

herramientas para preparar té matcha

Además de los objetos de la foto, obviamente necesitamos Matcha. Personalmente siempre recomiendo utilizar ingredientes de calidad, pues a mayor calidad del producto, mejor será el resultado final. Como estamos preparando matcha de la forma tradicional usaré asimismo herramientas tradicionales, ya os comentaré en otro artículo alternativas a éstas.

Puedes encontrar todo lo necesario en nuestra sección de té matcha online

 

 

EMPECEMOS

 

 

Precalentamos el Chasen en agua caliente para evitar que el bambu se rompa.

Calentamos el agua a 80ºC, llenamos el chawan (cuenco para matcha) hasta la mitad y sumergimos el chasen (brocha de bambú). De esta forma precalentamos el cuenco y la brocha, evitando que las cerdas se rompan al estar secas y duras y preparando el cuenco para espumar el té matcha con más facilidad.

Usamos el paño para secar el chawan caliente.

Tiramos el agua y colocamos el chasen en su soporte cerámico (Kusenaoshi). Con un paño suave secamos el chawan suavemente en el sentido de las agujas del reloj.

Chasaku con matcha

Tomamos el Chashaku (Cuchara tradicional de bambú) y servimos dos cucharadas de polvo de té verde matcha en un filtro para tamizarlo.

matcha sobre su chawan listo para tamizar.

Suavemente tamizamos el polvo de té matcha con la ayuda del chashaku hasta que tengamos una fina montaña de polvo sin grumos, este paso ayuda a que el batido sea más fácil y la espuma más densa.

polvo de matcha recien tamizado

Agregamos un poco de agua. Muchos suelen medir la cantidad de agua para este primer paso, yo personalmente no uso un medidor, sino que agrego un 30% del agua que voy a usar, en función de la cantidad de matcha que esté preparando.

añadir algo de agua al polvo de matcha

Es en este punto cuando descubrimos la importancia de la temperatura del agua. Si el agua está fría, espumar resulta más difícil, mientras que si está demasiado caliente, el té matcha se amarga. Si no tenéis un hervidor con control de temperatura, tendréis que optar por el termómetro para comprobar la temperatura del agua.

Removemos suavemente y en círculos para mezclar bien el polvo de té matcha con el agua y que no quede ningún grumo.

Añadimos el otro 70% del agua caliente, con una mano agarramos el chawan y sujetamos el chasen verticalmente, importante, no vais a batir huevos, no lo sujetéis como un batidor de cocina o lo estropeareis.

batiendo el matcha con intensidad

La técnica es muy sencilla, es todo un juego de muñeca, no de brazo, hay que moverla suavemente como dibujando una “M” sin apretar la brocha contra el fondo del cuenco e ir poco a poco subiendo el ritmo del batido hasta que comencéis a ver que las burbujas de la superficie se hacen cada vez más pequeñas.

Matcha recien preparado.

No os preocupéis si no conseguís esa fina capa de burbujas a la primera, es normal, perseverad (no queráis ver mis primeros matcha, si os interesa buscad en instagram hace un año, ya veréis que risa). Como todo en esta vida se necesita práctica y poco a poco irás mejorando la técnica hasta conseguir tu matcha perfecto.

Si habéis preparado bien el matcha y está bien espumado, al retirar el chasen debería quedar algo de espuma en la punta, como podéis ver en la foto. Aunque esto realmente no es más que una manía mía.

Y ya tendríais vuestro matcha listo para disfrutarlo directamente en el chawan.

Buen día y buen té.

¿Encontraste útil este articulo sobre matcha?¿Te has queda con alguna duda? ¿Tienes algo que añadir? Por favor, házmelo saber en los comentarios. Y si te ha gustado compártelo a través de los botones de las redes sociales.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment